ITINERARIOS CULTURALES: VASOS COMUNICANTES DE LA HISTORIA


 

Alberto Martorell Carreño

(Perú)

            Como ya se ha afirmado en diversas ocasiones, el concepto de Itinerario Cultural es uno de los más importantes avances científicos para el tratamiento y comprensión integral de los bienes culturales. Una de las grandes virtudes de este concepto es que involucra necesariamente al hombre contemporáneo en su esencia misma. En efecto ¿quién es, sino, el peregrino que, al recorrerlo, va descubriendo, interpretando y haciendo propios los sucesos históricos y culturales acaecidos a lo largo del camino?

            Pero recorridos posibles, hay muchos. Hay quienes confunden un Itinerario Cultural con un recorrido turístico. Este es uno de los factores que, desde el CIIC, deben ser abordados con absoluta claridad: Un Itinerario Cultural es mucho más que una ruta turística. Su definición implica un proceso de investigación científica y responde a criterios de autenticidad, de continuidad de intercambios, y otros que ustedes conocen.

            Un tour turístico, en cambio, no requiere de un contenido científico. Responde básicamente al criterio del interés del turista como cliente de un negocio. No digo que la ruta turística no sea válida. Simplemente me REFIERO A QUE NO SE DEBEN CONFUNDIR AMBOS CRITERIOS, porque si no, el término “Itinerario Cultural” se convertiría en una forma más de presentar lo que muchos llaman el “producto turístico” de una manera especialmente atractiva. Corresponde al CIIC defender y trabajar por la consolidación del criterio científico de los Itinerarios Culturales y distinguirlos igualmente del concepto, más estático y restringido, de Paisaje Cultural. El Itinerario Cultural normalmente abarca numerosos paisajes culturales diversos entre sí. Un paisaje cultural no es dinámico en un contexto geográfico tan vasto como el que potencialmente puede abarcar un Itinerario Cultural. El Itinerario Cultural puede haber generado y seguir generando paisajes culturales. Pero esto no sucede a la inversa.

            Esta clase de Itinerarios, a cuyo estudio se consagra el CIIC, marcarán profundamente a quienes los recorran, contribuyendo a formar en ellos una visión enriquecida de los sucesos históricos de los intercambios culturales, de los flujos de personas, bienes, conocimientos, formas de comprensión, corrientes de pensamiento, concepciones religiosas, filosóficas, valores, formas de interrelacionarse con el medio, conocimientos científicos, etc... que se han dado en años, siglos, e incluso milenios.

            Con la incorporación del concepto de Itinerario Cultural se han superado de manera contundente las visiones estáticas y aisladas de los bienes culturales. Se ha contribuido a una visión del Patrimonio Cultural como un elemento dinámico y vivo que forma parte fundamental de cada uno de los momentos de la vida social de los pueblos que lo crearon y los que le sucedieron y heredaron a lo largo de la historia.

            Con ocasión de las II Jornadas Iberoamericanas y del Mediterráneo de ICOMOS, en San Cristóbal de La Laguna, evento en el que muchos de los presentes tuvieron un rol protagónico, se declaró que un itinerario cultural conlleva necesariamente una serie de elementos y objetos materiales unidos a otros valores de tipo intangible, a través del hilo conductor de un  proceso civilizador...

            Propondría que agreguemos a este rico concepto un elemento dinamizador  y que digamos que dicho hilo conductor se convierte necesariamente en un canal de “vasos comunicantes del proceso civilizador”. Y creo que eso es una ruta cultural: los vasos comunicantes interconectados a través de los cuales ha habido procesos de flujo y reflujo de elementos culturales entre diversos puntos: un entramado a través del cuál ha fluido el líquido vital de la cultura que hoy conforma el “Patrimonio Intangible” de los Itinerarios Culturales: la lengua, los acentos y usos característicos de cada región, la religión y la fusión de ritos tan marcada en el mundo católico - andino, las concepciones filosóficas - religiosas sobre la vida y la muerte, los rituales, los valores profundos, las creencias, los nexos familiares, la literatura oral, los cantos y las danzas, todos esos profundos rasgos culturales y muchos más son fruto de la creación  de cada pueblo, pero también son fruto de su contacto con otras civilizaciones.

            Cuando dicho contacto histórico ha consistido en mucho más que esporádicos encuentros y se ha constituido en un proceso continuo de intercambios e interinfluencias, entonces podemos decir que nos encontramos frente a un Itinerario  Cultural.

Ahora bien, cuando se trata de relaciones entre pueblos que desaparecieron en el pasado, nos permitirá entenderlos de manera más integral y científica. Pero cuando se trata de pueblos vivos y contemporáneos, entonces las posibilidades del Itinerario Cultural son infinitamente más importantes. Puede convertirse en esencia del reencuentro, de la reinterpretación y la valorización mutua de los pueblos que históricamente estuvieron unidos y que con el transcurrir de los tiempos perdieron esa relación. Por lo tanto, el Itinerario Cultural bien puede ser la gran respuesta para poner fin a la errada dicotomía entre “desarrollo y conservación”.  

            En efecto, un conjunto de bienes materiales explicados en cuento a estilos, diseños, tendencias, usos, etc., es parte de la ruta cultural. Pero, como decía, también son un complejo y profundo crisol de bienes intangibles que explican el alma de los pueblos. Si a través de un Itinerario logramos hacer que esa esencia profunda de los pueblos se encuentre, habremos contribuido de una manera sumamente enriquecedora a superar algunos de los grandes  lastres que la humanidad aún arrastra en nuestros tiempos: el racismo, la segregación, el aislacionismo, la falta de solidaridad, las barreras a la información y el conocimiento, etc.De esa manera el Patrimonio Cultural, como elemento dinamizador de la sociedad, será al fin entendido en su dimensión viva, como pilar del desarrollo sostenible.

            Voy a permitirme hacer un paréntesis, porque tengo que expresar al CIIC y a su presidenta y querida amiga María Rosa Suárez-Inclán, pero también a cada uno de sus integrantes, un agradecimiento porque nos acompañaron en la defensa de Machu Picchu contra el famoso “proyecto de teleférico”. Ustedes presentaron a la Asamblea General de ICOMOS en México, concretamente en la ciudad de Guadalajara, una propuesta y firmaron un pronunciamiento, los cuales han sido fundamentales para que, finalmente, dicho proyecto sea archivado.

            El actual gobierno peruano ha declarado que se deben hacer los estudios necesarios para mejorar el sistema de acceso a Machu Picchu, y con este punto estoy absolutamente de acuerdo. Con lo que no podíamos estar de acuerdo es con un “proyecto” carente de estudios, que no contribuía en nada al desarrollo, mal licitado, etc.. Creo que ahora  podemos mirar con optimismo el futuro, cuando además se ha oficializado el proyecto de rescatar la gran red de Caminos Inca, en la que ese mundo de misterio, de conjunción de cultura y naturaleza en un diálogo perfecto y misterioso, de magia y simbolismo, como es Machu Picchu, será un eje fundamental. Muchas gracias a todos por el apoyo brindado y enhorabuena, porque el éxito alcanzado en esta lucha, es también un  éxito de este comité.

            Pero Machu Picchu, como saben quienes estuvieron en la reunión anterior de este comité, en Guanajuato, afronta muchos otros problemas. Hoy mismo, se sabe que el proyecto de construir un gran complejo hotelero sigue en pié. Por otro lado, en los últimos cinco años, el corazón de este bien  cultural y natural de la humanidad se ha visto violado con construcciones hoteleras de hasta cinco pisos. El caos urbano en el denominado Machu Picchu Pueblo - por muchos conocido como Aguas Calientes - continúa. Por eso, he venido nuevamente a pedirles su apoyo para que la voz de tan destacados especialistas como los aquí reunidos sirva para que el nuevo gobierno peruano que ahora nace bajo los auspicios de un proceso electoral transparente, tenga clara la orientación a seguir.

Muchas gracias.

 

www.icomos-ciic.org